26 de marzo de 2015

¡Bienvenida, primavera!

Qué ganas tenía de verte, sentirte, y cómo no...de olerte.

Las flores se han vuelto más bonitas, el ambiente ya es más cálido (aunque aún hace bastante fresquito), los árboles de la ciudad empiezan a bañarse de colores (¡y qué colores!) 

Porque el invierno ya estaba aburriendo, y por eso, ¡la primavera ya ha llegado para ofrecernos lo mejor de ella! :)